Fuentetaja

 

Boletín de novedades

Christa Wolf

christa-wolf-fuentetaja"Podría responder con una palabra ingeniosa: escribo para descubrir la razón por la que siento la necesidad de escribir.


En realidad, para mí la escritura es sobre todo la llave que abre la puerta tras la que se guardan los inagotables territorios de mi inconsciente. Es el camino que conduce al depósito de las prohibiciones, a lo que ha sido apartado desde la infancia, a lo que no ha sido admitido, a lo que ha sido rechazado. Es el camino que lleva a las fuentes del sueño, de la imaginación y de la subjetividad.

Para mí la aventura espiritual de la escritura consiste en volver a recuperar esas fuerzas que quizá puedo liberar y que a lo largo de mi vida, en las condiciones históricas que conocemos, han sido sospechosas de subjetivismo y declaradas: inútiles, superfluas, nocivas, inservibles, incongruentes, insignificantes, prohibidas, objeto de prejuicios, anárquicas, amorales, carentes de escrúpulos, condenables, contrarias al orden, perezosas, ridículas, malignas, locas, sin ningún valor, arbitrarias, despreciables, risibles, insensatas, inmorales, irresponsables, falsas, intempestivas, incorrectas, indecentes, devastadoras, egoístas, inadmisibles, ingratas, radicales, rebeldes, irracionales. Esas fuerzas han sido juzgadas negativas, han sido anestesiadas, encadenadas, y paralizadas.

Lo que me da miedo es cómo funciona, en las sociedades industriales, la selección de las fuerzas y de los esfuerzos rentables de un ser humano en detrimento de sus necesidades y deseos inútiles. La tristeza que resulta de esta dicotomía y de esta amputación alimenta ciertamente mis escritos. En nuestros días el arte es sin duda el único refugio, así como el único campo de experimentación para llegar a una imagen del ser humano no desgarrada. Por eso pienso que escribir es una forma de ponerse a prueba uno mismo. ¿De qué forma y por qué en el futuro los hombres pertenecientes hoy a los países industrializados, organizados bajo la ley de la división del trabajo y cuyas necesidades están falsificadas y se alimentan con sucedáneos, podrán volver a encontrar sus raíces, el abanico de posibilidades humanas y, por consiguiente, el arte? No lo sé. Por mi parte necesito establecer un lazo de unión con otra dimensión que se encuentra en mí para no perder el sentimiento de mi Ser en el mundo. Por eso escribo.
"


Christa Wolf
Alemania
Nació en Lansberg, Polonia, en 1929. Fue primero lectora y después redactora para la revista Neue Deutsche Litteratur. Obras: Der geteilte himmel [El cielo dividido], Nachdenken über Christa T. [Reflexiones sobre Christa T.], Kindheitsmuster [Trama de infancia], Bajo los tilos, En ningún lugar, en parte alguna [publicadas en Ed. Seix Barral].