×
×
×
Talleres de escritura
fuentetaja
Comunidad
Editorial
Recursos
Contacto
Dónde estamos

Inteligencia artificial

Cuando en 2006 Geoffrey Hinton publicó un estudio mostrando cómo entrenar una red neuronal a reconocer dígitos escritos a mano, surgió un nuevo entusiasmo acerca de las investigaciones en inteligencia artificial, que tras el optimismo no satisfecho de los años 70 había sido abandonado. Desde entonces las técnicas de Machine Learning se han desarrollado exponencialmente, impulsadas también gracias al trabajo colaborativo que permite internet. En estos momentos, junto con el software de aplicaciones de desarrollo web de las que todos somos conscientes, son las aplicaciones de inteligencia artificial en las que más interés está habiendo. Aunque de este desarrollo, al menos hasta hace muy poco, hemos sido menos conscientes.

Mediante una serie de algorítmos, la inteligencia artificial es capaz de generar clasificaciones que permiten, con un alto grado de probabilidad, predecir lo que va a ocurrir. Es de esta manera cómo algunas librerías son capaces de hacernos recomendaciones tan acertadas en base a nuestras búsquedas o anteriores compras. En cierto modo saben más de nosotros que nosotros mismos. De igual forma pueden prever el estado del tráfico por un camino determinado y sugerirnos la mejor ruta, o determinar si un correo es spam. O generar, a partir de unas premisas, el artículo que queremos publicar.
 


Una sucinta introducción a los asistentes de inteligencia artificial. 

Con la popularización de un día a otro de ChatGPT, el público ha entrado en contacto con un popular y añejo mundo de desarrollo de software. Además de ChatGPT hay otros muchos modelos de inteligencia artificial desarrollados o en desarrollo. Lo que ha hecho de ChatGPT el fenómeno que es ha sido una masiva campaña de marketing junto con el facilitar el acceso a una herramienta que no requiere conocimientos técnicos para ser usada. Basta con dar los datos personales para comenzar a hacerle preguntas.

ChatGPT es una interfaz a través de la que el usuario puede interactuar con un modelo de inteligencia artificial que ha sido entrenado, es decir, que ha construido una base de datos de conocimientos a través del análisis de textos. Por tanto, por un lado tenemos la interfaz, y por otro lado tenemos el modelo. En una misma interfaz podríamos cargar distintos modelos. Y distintos modelos podrían ser cargados en distintas interfaces. Una interfaz es, por ejemplo, una página web con un formulario que nos permite hacer preguntas. Un modelo describe la probabilidad de que algo ocurra. Los parámetros del modelo son los valores, o pesos, de las diferentes probabilidades. Cuantos más parámetros tenga un modelo, mayor será su "conocimiento". 

Un modelo es, podríamos decir, el cerebro de la máquina con la que interactuamos. Distintos modelos darán respuestas distintas. Algunos modelos pueden estar entrenados de una forma diferente a otros modelos, y con textos específicos. Al decir "entrenado" significa que ha llevado a cabo un proceso de aprendizaje a través del análisis de dichos textos, mediante técnicas algorítmicas de machine learning, que le permite dar respuestas adecuadas a cadenas de textos determinadas que el usuario haya introducido. Así, un modelo entrenado en textos de ciencia ficción, como Picard, nos será de mayor ayuda como asistente para la escritura de textos de dicho género, que uno entrenado en textos eróticos, como Erebus.

A través de un modelo podemos generar sugerencias para un texto que estemos escribiendo. Si estamos escribiendo una novela, y estamos bloqueados en un párrafo, el asistente puede generar automáticamente algo que continúe lo que llevamos escrito. Analizando el texto escrito, y comparando con su base de datos, es capaz de sugerir una continuación. Que sea esta satisfactoria, ya es otra cuestión. Pero bien puede servir como estímulo o desatascador.

A través de un modelo es posible también generar caracteres, programando tendencias que haga más probable un estilo y contenido de respuestas. Por ejemplo, mediante el modelo Pygmalion, se ha generado a Emily, una amiga de la infancia, o a la Doctora Katherine, una terapeuta de Chicago, que afirma ser humana, y que ofrece terapia cognitivo conductual. Con ellas, y con otros caracteres modelados con IA, se puede chatear a través de KoboldAI Lite. 
 

Traductores

DeepL. Servicio de traducción gratuito basado en redes neuronales, con un excelente resultado en las traducciones. 

Grammarly. Herramienta para corrección ortográfica y estilo en inglés. Para español existen alternativas como Lorca o Outwrite.


Asistentes de escritura de Inteligencia Artificial

Entre el software más recomendado como asistente de escritura basado en IA se encuentran: 

ChatGPT  Precedido por una efectiva campaña publicitaria, ChatGPT es una aplicación de inteligencia artificial a la que se le puede hacer preguntas. Se ha utilizado para generar textos periodísticos y literarios que han pasado por legítimos a quién no estaba avisado. ChatGPT alberga 175 mil millones de parámetros. Es decir, contiene ese número de informaciones probabilísticas en su base de datos. Lo que lo hace uno de los modelos de mayor envergadura, y solo capaz de ser gestionado por una infraestructura empresarial. 

ChatGPT pertenece a la empresa OpenAI, cuyo código, a pesar de su nombre, no es público en el caso de GPT-3. Al contrario que otros IA, lleva a cabo procesos de censura de lo que el modelo es capaz de responder, y es desconocido el uso que se haga de los datos que un usuario introduce (las preguntas o comentarios que haga en el chat), aunque muy probablemente el modelo utilice estos intercambios para seguir aprendiendo. El artículo científico describiendo GPT-3, el modelo utilizado en la versión populariaza con ChatGPT, se puede descargar aquí.

https://novelai.net/  Se trata de uno de los servicios en inglés mejor valorados. Según se presentan ellos mismos, NovelAI es un servicio de suscripción mensual para la autoría asistida por IA, la narración de historias, la compañía virtual o, simplemente, un espacio de juego potenciada por GPT para tu imaginación.

KoboldAI Es un software de código abierto que permite asistencia de escritura basada en IA a través de modelos remotos o locales. Usa el navegador como interfaz, y tiene tanto modo chat como modo de asistente de escritura. Recomendable para geeks y gente que quiera tener a su disposición todas las posibilidades que ofrecen los asistentes de IA para escritura.

https://dreamily.ai/  Buena alternativa gratuita popular en inglés con app móvil decente.

https://www.sudowrite.com/ Alternativa de pago basada en GPT-3 y otros modelos desarrollados por ellos mismos. 

https://philosopherai.com/ No propiamente un asistente de escritura, sino más bien una entidad a la que poder hacer preguntas de caracter filosófico. Se pueden leer respuestas suyas en reddit.  


Generación de imágenes y música basado en IA

Está habiendo un incremento de servicios de generación de imágenes que hacen uso de algoritmos de aprendizaje automático. Entre otros podemos destacar: 

Midjourney  es, según se definen ellos mismos, un laboratorio de investigación independiente explorando nuevos medios de pensamiento y expandiendo la potencia imaginativa de la especie humana.

ImagineMe Generador de imágenes a partir de una foto y una línea de texto

OpenArt  Con posibilidad de entrenar tus propios modelos para generación de imágenes basadas en IA

Wonder-ai  Generador de retratos

Artssy  Mercado de arte gráfico generado por IA

En cuanto a música, Oper AI records es el primer sello discográfico de artistas de Inteligencia Artificial.

Jukebox ha sido creado por la misma empresa que GPT.

MusicML modelo creado por Google para la generación de música.

AIVA es un asistente para creación musical